Reunión entre el Municipio y el Frigorífico Arre Beef

“Tratamos de encontrar fórmulas de acuerdo”, dijo el intendente Ariel Santalla sobre la situación que atraviesa el frigorífico Arre Beef S.A.

La semana pasada participó de un encuentro entre los empresarios y el gremio donde buscaron un punto de acuerdo que permita a la empresa seguir funcionando y mantener los puestos de trabajo.

Hacia fines de la semana pasada en la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo de la provincia se produjo un encuentro entre los representantes del Sindicato de Trabajadores de la Carne y los empresarios de la firma Arre Beef S.A. Fue para tratar de encontrar una solución a los reclamos salariales de los trabajadores.

Ese reclamo se da en un contexto complejo donde -desde la empresa- aseguran estar atravesando una crisis de gravedad que los afecta y que se debe principalmente a la falta de ganado bovino.

El viernes en horas del mediodía se produjo el encuentro en la delegación del ministerio donde se llegó a un acuerdo parcial en el cual la empresa se comprometió a pagar el aumento tal cual fue otorgado en la Paritaria Nacional y además realizaron una consulta al Ministerio de Trabajo de la Nación sobre un porcentaje adicional que ronda el 2,7%.

Además, como consecuencia de la crisis del sector, unos 200 trabajadores contratados o tercerizados fueron despedidos y se les otorgaron vacaciones anticipadas a unos cien trabajadores de planta.

Acuerdos

Previo al encuentro en el ministerio hubo otra reunión de la que participaron el gremio, los empresarios y también el delegado municipal Hugo Bellocchio y el intendente municipal. Santalla habló sobre esa reunión y dijo: “estuvimos hace algunos días con los directivos de la empresa y del gremio tratando de encontrar fórmulas de acuerdo entre las partes que permitan que la empresa siga funcionando y que las fuentes de trabajo se sostengan en un contexto donde ya han cerrado más de 100 frigoríficos. Esto se da producto de diversas circunstancias que tienen que ver con lo macroeconómico y por otro lado cómo se empalma eso con la necesidad de recomposición de los salarios de los trabajadores”.

Luego de ese primer encuentro, la empresa y el gremio se volvieron a reunir el viernes al mediodía en la Delegación del Ministerio de Trabajo donde firmaron un acuerdo. “Lo que hubo fue una audiencia de conciliación –expresó Santalla. Las partes llegaron a un acuerdo donde se acordó que el frigorífico va a pagar lo que se había decidido en la Paritaria Nacional que era una suma fija para el mes de agosto y han sometido a la interpretación del Ministerio de Trabajo de Nación el porcentaje adicional a lo previsto en la paritaria nacional” dijo Santalla en referencia a un 2,7% adicional que reclaman los trabajadores.

Mantener las fuentes de trabajo

Según contó, en esa audiencia llegaron a un punto de acuerdo: “lo importante es que una vez mas todo iría por el camino del no conflicto donde las partes trabajan cada uno defendiendo sus propios intereses pero en función de priorizar las fuentes de trabajo. El frigorífico aduce que hay una serie de circunstancias macroeconómicas que hoy lo están perjudicando como el costo del animal en pie, un dólar no competitivo para la exportación. Por su lado, los trabajadores están solicitando que se recompongan los salarios y en el medio de todo esto se produce la situación de quienes son trabajadores temporales o contratados”.

Hace algunos días se produjo el despido de unos 200 trabajadores tercerizados, pero el acuerdo también habría alcanzado a esta situación. “En la medida en que esto se vaya solucionando, tratar de que paulatinamente algunos de esos trabajadores que han quedado momentáneamente sin trabajo, como sucede todos los años, lo puedan recuperar. La idea es ir paulatinamente recuperándolos. Entonces si se puede aumentar la faena, lograr que algunos trabajadores puedan volver a ingresar a trabajar” aseguró Santalla.

FUENTE