Policía Local

Pocos efectos positivos ha tenido la formación de policías locales que puso en marcha el ex gobernador Daniel Scioli, que se suman a una serie de proyectos ineficaces que demuestran con el paso de los días que su espíritu estaba centrado en llegar a la presidencia de la nación y dejar de lado las necesidades de los bonaerenses.

En una visión idéntica el Frente Renovador y Cambiemos coinciden en que es necesario hacer las correcciones necesarias para brindar la seguridad que hoy demanda la sociedad.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Ramiro Gutiérrez, del Frente Renovador, quien es un especialista en la materia, coincidió con el diagnóstico del gobierno en torno a las policías locales, al afirmar que su construcción es “muy mala” y al abogar por si disolución en aras de “fortificar” a la Bonaerense.

En diálogo con distintos medios provinciales, Gutiérrez analizó que “lo que se construyó era muy malo, una policía de orden alimentario con una finalidad de imagen política”. “No fue una verdadera policía municipal, al servicio del vecino, con misiones y funciones, un presupuesto, una carrera, una formación”, insistió.

En ese sentido, remarcó que muchos de los “chicos” que ingresaron a la policía, “lo hicieron para tener un sueldo y una prestación social o alimentaria”, razón por lo cual hoy “no tienen la vocación ni las aptitudes”.

“En la jerga que se los conoce, los pitufos son muchachos que están parados, sin orden de servicio, con una pistola reglamentaria, que pueden morir o alterar cualquier situación de seguridad porque no están preparados”, razonó Gutiérrez.

En ese marco, abogó por lograr que se puedan “recapacitar los que se puedan, volver hacia atrás y fortificar una estructura de seguridad que no está siendo eficaz”.