Paro de ATE

El secretario general de ATE Seccional Ramallo, Arrecifes y Salto, Adrián Lescano, informó sobre el paro de este día martes 29 de diciembre y advirtió al Gobierno que no permitirán “despidos masivos” en el Estado. También piden por la reapertura de paritarias.

Esta medida de fuerza nació luego que la administración central anunciara que revisará 24 mil contratos efectuados durante los últimos años de la gestión kirchnerista. “Esta decisión fue tomada en el marco de la CTA en las últimas horas y consistirá en una jornada nacional de lucha con paros y movilizaciones en todo el país”, remarcó Lescano.

En Ramallo

En el ámbito local se adhieren a la medida trabajadores de la educación, empleados del Registro Civil, trabajadores municipales y del hospital “José María Gomendio”, informó Lescano. “En Ramallo el paro se va a sentir en el hospital, tengan en cuenta que es un paro nacional. Este paro implica que va a haber áreas que se van a ver más resentidas que otras. La situación se va a complicar en el servicio hospitalario. Estamos charlando con todos los funcionarios para que todos los trabajadores puedan adherir a este paro nacional”, declaró.

Posteriormente dijo: “Se pide que el bono compense lo que se ha llevado la inflación con la devaluación todo lo que ha perdido el trabajador en los últimos días. El nuevo precio del dólar a nosotros no nos tiene preocupados, los trabajadores no manejamos dólares, lo que nos preocupa mucho es la dolarización de la economía porque esto no está acompañado por aumentos salariales. Hoy la paritaria no puede estar por debajo del 35 por ciento y de ahí para arriba. Cuando el mercado pone precios todo se dispara y nunca nada vuelve a su cauce normal. No vuelve para atrás y esto repercute en el bolsillo de los trabajadores”.

“Un año difícil”

Lescano remarcó que “todo el esfuerzo que se hizo en el 2015 para conseguir aumentos fue pulverizado en los últimos días con las decisiones que se han tomado. La verdad es que terminamos un año complejo y en donde se abren muchas expectativas para el 2016 en donde sin ninguna duda si no hay un cambio de timón o una paritaria que nos contenga, será un año plagado de conflictos. Esperemos que esto no sea así y que en enero, febrero o marzo se pueda regularizar a favor de los trabajadores y evidentemente a favor de los trabajadores Estado”.

Cerrando el contacto con los medios locales refiriéndose al pedido elevado para que el municipio de Ramallo haga entrega a los trabajadores de un Bono de fin de año, fue descartado por el ejecutivo: “Hemos estado charlando con la Secretario de Hacienda y nos explicó que la situación de emergencia económica financiera fue solicitada a raíz de las dificultades financieras con las que se encontraron al tomar el gobierno, y en ese sentido nos solicitaron algún grado de paciencia. Escuchamos el planteo, quedamos en seguir con el diálogo, y seguramente con el nuevo presupuesto podamos sentarnos a discutir alguna especie de compensación que contenga aumento salarial para que pueda contener las finanzas de los trabajadores municipales”.

FUENTE