José Simó y Lisandro Portillo parecen no tener límites

Estos jóvenes de tan sólo 14 años, no se cansan de subirse a lo más alto de los podios en donde compiten; semanas atrás lograron colgar de sus cuellos las medallas doradas en “lanzamiento de jabalina” y “velocidad en 150 mts.”, frente a los mejores atletas de la provincia en los Juegos Buenos Aires. Pero eso no les bastó a estas pequeñas grandes promesas del atletismo, ya que esta semana han vuelto a competir en los Juegos Evita y han superado a los mejores del país.

El primero en salir a las pistas, el día miércoles, fue Lisandro Portillo en “lanzamiento de jabalina”, para poder llegar a las finales debía superar a 19 competidores que estaban en su grupo, el “A” y así lo hizo. Lanzó la jabalina a 44,51 mts. en la etapa de clasificación y no sólo superó a los que estaban en su zona, sino que logró la mejor marca de todas. El jueves fue momento de enfrentar a los 12 mejores que quedaban y lo hizo con creces, porque además de superarlos, mejoró la marca del día anterior con un lanzamiento de 50,71 mts. Con esto se coronó con la medalla de oro en su disciplina y mostró ser el mejor en su categoría a nivel Nacional.

Luego de aquella primer alegría para Pérez Millán y el CEF de Ramallo, sería turno de cosechar más victorias y medallas por parte de José Simó. El jueves clasificó con un tiempo de 9.61 segundos en la semifinal de “velocidad en 80 mts.”, para luego consagrarse ganador en el día de hoy con un tiempo de 9.59 segundos, mejorando su propia marca. Pero a José no le iba a bastar con una sola presea, ya que también hoy por la mañana, consiguió la clasificación en su serie de “velocidad en 150 mts.” con un tiempo de 18.08 segundos y cerca del mediodía se coronó campeón en la final con un tiempo de 18.02 segundos, volviendo a superar su marca personal. Dos medallas doradas entonces son las que se trae Simó para su pueblo, demostrando ser el joven más veloz a nivel Nacional.

Parece no haber techo para estos dos chicos que se superan constantemente semana tras semana, que aún tienen mucho por mejorar, pero que demuestran y nos dan la esperanza de ser el futuro del atletismo de nuestro país.

FUENTE