Avanzado deterioro de la Ruta 51

Lamentablemente vemos como se continua deteriorando esta arteria, que es una vía de comunicación fundamental para nuestro partido y para el norte de la Provincia de Buenos Aires.

La conservación de sus banquinas es inexistente, en todo su recorrido presenta verdaderas trampas mortales. Baches, banquinas con malezas, puentes sin señalizar, cuando llueve se acumula agua, crestas sobresalientes, un conjunto que hace peligroso su recorrido.

Vemos a diario como ocurren accidentes, la mayoría son con daños menores pero también se van sumando los fatales. Se observan situaciones que son verdaderamente milagrosas, la mayoría de las personas que ayer en ocasión de un accidente menor entrevistábamos a la vera de la ruta nos decían que habían roto un neumático, habían visto como se desprendía alguna parte de un camión en el trayecto de la ruta, producto de los pozos habían participado en alguna maniobra riesgosa o con la voladura de algún elemento se les había roto el parabrisas.

Dentro de unos días comienza la cosecha gruesa, todos sabemos que el transito de camiones se verá sensiblemente incrementado, la situación será aun peor, y de no mediar algún bacheo importante que arranque en los próximos días, habrá que circular con mucha prudencia y a poca velocidad, es más la recomendación es “no circular por esta ruta a menos que sea absolutamente necesario”.

Ayer en el tramo de la naciente del arroyo de Las Hermanas (Partido de Ramallo) era un verdadero caos, camiones rotos, una sola mano transitable producto del mal estado de la ruta, banquinas imposibles de utilizar, vehículos en contramano (esto sucede en toda la traza debido a los baches existentes en los márgenes de la ruta), etc. Lamentablemente si no se hace algo de manera urgente se continuaran sucediendo los accidentes, no se puede entender el total estado de abandono. Es cierto que en otros años el municipio salía a reparar lo que no hacia la provincia, pero también es cierto que no es su jurisdicción, en Arrecifes esta la zona 1 de Vialidad Provincial, responsable directo del mantenimiento y conservación de la ruta 51, ellos conocen la gravedad de la situación, a esta altura la inacción se transforma en desidia.